El arte de elegir un buen restaurante

Decidir dónde cenar puede no ser calificado como una de las opciones más importantes para la humanidad, pero eso no quiere decir que debes ir al restaurante mas cercano sin saber si es adecuado tampoco. Comer, después de todo, no es simplemente una necesidad fisiológica; sino que también pasa a ser uno de los mayores placeres de la vida y debe ser disfrutado a fondo de la mejor manera posible. Por lo tanto, es apropiado que la elección de un restaurante recibe la consideración que le corresponde.

Vamos a empezar con lo básico. Uno de los criterios más importantes en la elección de un lugar para comer es la limpieza. Antes de siquiera molestarte con la categoría de un restaurante debe pasar al menos los requisitos sanitarios. No quieres preocuparte acerca de los trastornos intestinales mientras cenas, ¿verdad? Ten cuidado con las moscas que rondan, mesas sucias, malolientes olores, o comida derramada pegada en el suelo. Un cuarto de baño sucio es muy mala señal. Si un restaurante no parece limpio en las áreas que se pueden ver, entonces se pueden imaginar las condiciones sanitarias en las áreas que no se pueden ver, como la cocina, por ejemplo.

Otro indicador de la calidad de un establecimiento de comida es el número de sus clientes. Los restaurantes que tienen un flujo constante de comensales tienen más probabilidades de poder ofrecer una buena comida y un gran servicio. Puedes pedir a tus amigos algunas recomendaciones. También es útil consultar las reseñas de restaurantes para una opinión más profesional. Ten en cuenta sin embargo que la opinión respetable de tus amigos y de los críticos de comida de tu periódico local se basan en sus propias modo de disfrutar de la comida y puede no estar de acuerdo con tu propio modo de sentir el sabor.

Si la cena que estas planeando pasa a ser una cita romántica o una reunión de negocios importante, valdría la pena tomarte el tiempo para llevar a cabo tu propia investigación del restaurante. Hazte amigo con el camarero o el maître. Comprueba la calidad del menú y la lista de vinos. Toma nota de la iluminación, la cantidad de ruido, y el interiorismo. Y asegúrate de hacer un viaje rápido al baño antes de salir. Por supuesto, no siempre es posible hacer una inspección personal avanzada de cada restaurante donde quieres comer pero sin duda al hacer se aumentará la certidumbre de una excelente comida.

En estos días, la mayoría de los restaurantes, sobre todo los de lujo, tienen sus propios sitios web. Estos sitios suelen mostrar el menú, las especialidades de la casa, una selección de vinos, servicios adicionales, y algunos incluso ofrecen opción de reservar en línea. También hay sitios que contienen listados completos y opiniones de lugares para cenar en una ciudad o comunidad en particular. Con la gran cantidad de recursos sobre restaurantes que hay en el Internet, es mucho más fácil para echar un vistazo a los restaurantes en tu área sin tener que salir de la casa.

Por último, la elección de un lugar para comer depende en última instancia de la clase de experiencia que deseas tener. ¿Es tu objetivo una aventura gastronómica o prefieres una cena más sencilla y cómoda? ¿Quieres probar una cocina específica? ¿Una determinada especialidad, tal vez? Tus preferencias particulares, así como las de tus compañeros de cena, por supuesto, son de gran valor al tomar la decisión sobre dónde comer.

¿Buscas el restaurante perfecto? ¿Donde?

Búsquedas populares:

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia como usuario de este sitio. Si estás conforme, acepta pulsando el botón.